martes, 8 de diciembre de 2020

EMIGRACIÓN AUSTRALIA, FAMILIA OÑA/AGÜERA Y OTROS GUAREÑOS/AS

 

EMIGRACIÓN A AUSTRALIA, FAMILIA OÑA/AGÜERA


                                    Crucero Angelina Lauro del grupo Achille Lauro


La emigración ha sido una constante en nuestro pueblo. La pobreza de nuestro pueblo y la falta de oportunidades hizo que muchos paisanos pusieran tierra de por medio. Ya vimos en anterior entrada la emigración a Argentina.

Había países más prósperos que el nuestro en aquellos años sesenta, como era el caso de Francia y Alemania, países que, a pesar de salir de una terrible guerra en el 1945, se habían recuperado y necesitaban mucha mano de obra no especializada.Españoles e italianos se lanzaron a cubrir dichas plazas.

La familia Agüera era una familia campesina, criada en el campo, en el Arroyo de la Piora, trabajando en la almendra, la aceituna, la viña, la higuera, el huerto, la cría de ganado.Francisco Agüera Sánchez Ruiz, el Rano, estaba casado con Carmen Sánchez Ruiz, Cucarro, y tuvieron tres hijas: María, Isabel y Carmen. María Agüera Sánchez era la mayor y la que tuvo que ayudar primero en la casa y en el campo, a falta de varón, ella tenía que cubrir ese puesto, ya que era una familia muy humilde. A los catorce años, María fue atraída por el Opus Dei después de unas jornadas de captación que hacían algunas monjas de la Orden en Guaro. En esa campaña, afiliaron a Pepa,La Gallarda; Ana,la Respinga,y a María, la Rana,la más pequeña. Gracias a que sus compañeras era mayores que ella, su madre le permitió salir de casa para ingresar de postulante en Barcelona,en la residencia del Colegio Mayor, estamos en 1959, Plaza de España. Allí, María aprendió todas las labores del hogar. Después de dieciocho meses, regresa a Guaro y vuelta al campo.

La familia Oña Gómez estaba formada por Blas Oña Sánchez, de la Viuda,procedentes de Alozaina y Magdalena Gómez Carretero, Gallardo.La familia Gallardo había tenido negocios de hospedaje en Málaga, Sebastián Gómez era el patriarca,Bastián Gallardo. Por parte materna, estaba emparentada con los Carretero de la familia de Marmolejo del molino y de las Porras.

La familia Oña/ Gómez emigró a San Martín del Tesorillo, pueblo limítrofe con la provincia de Málaga, limita con Secadero, que pertenece a Casares. Cruzas el puente y ya estás en otra provincia. Era una pedanía de Jimena de la Frontera. Hoy es ya un pueblo independiente. San Martín del Tesorillo era un poblado creado por los Larios. Sus primeros pobladores eran renteros que trabajaban las tierras del marqués de Larios. El marqués parceló las tierras y las fue vendiendo a los renteros y a otros que venían a comprar. Uno de los pioneros fue un indiano que vino con dinero y compró muchas tierras, previamente vendió las tierras que tenía en la colonia de San Pedro de Alcántara. Era Antonio Lara Montano, casado con Ana Gil Villalón, tía de Miguel Cascarilla.

El Montano hizo de patriarca para traerse a algunos parientes, entre ellos, su sobrino, Francisco Fernández Gil,Cascarilla,quien vendió todos sus bienes en Guaro y compraron en Tesorillo. Otros guareños, parientes del Toscano, vinieron.

La familia Oña/Gómez decidió emigrar al Tesorillo. Su hijo Blas, que era el mayor, estuvo con ellos, tuvieron tierras en renta y luego volvieron a Guaro. Posteriormente, volvieron otra vez y allí nacieron otros hijos: Sebastián, Ana, en Guaro y Elvira y Antonio en Tesorillo.

Cuando Blas tenía catorce años sufrió una crisis nerviosa que lo paralizó: era el síndrome de Guillain-Barré, terrible enfermedad que deja el cuerpo paralizado. El sistema inmunitario se trastoca y ataca al sistema nervioso por error, produce una enfermedad de los nervios que ocasiona debilidad muscular y parálisis. Este no sería el único episodia nervioso de Blas.

María se enamoró del rubio Blas y Blas hizo lo propio con ella.Desde ese momento, su vida trancurrirá juntos, para lo bueno y lo malo.

Una vez que Blas termina el servicio militar, piensa en entrar en la Guardia Civil o en la Policía Nacional, pero Blas, que es un hombre decisivo, cambia de opinión: me voy a Francia.Dicho y hecho. Fue junto con Paco el Taxista en 1962.

Volvió a Guaro para casarse con María e irse a Francia de nuevo. Blas tenía 22 años y María, 19, corría el año 1964. El mismo día de la boda, toman un tren y ponen rumbo a Irún y a París. Entran con carácter de turista, para una estancia corta. Blas encuentra trabajo en la Citroën de París de una manera curiosa ya que no había plazas, pero él se mantuvo en la cola y un trabajador italiano lo guio para entregar los papeles. Lo hizo y lo consiguió. María pudo entrar a trabajar en el Consulado español gracias a los contactos con el Opus. Dado que el trabajo de Blas se hizo estable, tuvo que regresar a Irún para hacerse un pasaporte en regla y un visado de trabajo.

Blas tuvo un incidente con un jefe de equipo de la Citroën que no paraba de hostigarle en la cadena de producción. Perdió los nervios y le lanzó un martillo de goma, que no le alcanzó. Él pensaba que iba a la calle, pero no fue así: lo dejaron en la fábrica.

Unos amigos madrileños les dijeron que se fueran a Canadá-Montreal, donde se habla francés y que fueran a Acción Católica para que les ayudasen en el transporte.

Al final, cambiaron de rumbo y decidieron poner mar y tierra de por medio y marcharon a Australia- Melbourne, Victoria.

Acción Católica les prestó el dinero para el viaje, dinero que tenían que devolver en tres años, y así lo hicieron. Génova, Nápoles,Egipto,visita a las Pirámides, canal de Suez, India, visita a Nueva Delhi, Australia-Hobart, crucero Marconi. Era una vuelta al mundo en crucero, todo un viaje que llevaba turistas y pasajeros que aprovechaban el viaje para ir a Australia.Ellos iban en clase turista:un viaje de novios como hay pocos.


                                                   Baile en el crucero de ida Marconi

La ruta iba por el Canal de Suez, que entonces estaba libre, poco después estalló la guerra árabe-israelí (1967) y el canal se cortó para el turismo. La nueva ruta se haría vía Génova-Marsella- Barcelona-Lisboa, Azores, Brasil-Río de Janeiro- Argentina, Buenos Aires, Uruguay-Montevideo, Estrecho de Magallanes Pacífico, Valparaíso-Nueva Zelanda-Australia, Hobart.Esa sería la ruta de vuelta de la familia Oña/Agüera en 1969, crucero Angelina Lauro, del grupo de Achille Lauro.

Hobart, primera estancia de la familia. Cuando uno encuentra un paisano en tierras tan lejanas, ve a Dios. Por allí, vivía un guareño, intérprete, José Lara, familia de los Toscanos, que trabajaba en el centro de emigrantes y se encargó de buscarle alojamiento y trabajo. Hoy en día no hubieran tenido tanta suerte, la emigración a Australia está muy complicada. 

De todas maneras, hay fómulas de contrato temporal de trabajo, de hecho la hija de un gran amigo, Juan el Zocato,Ana Mancilla Ruiz, trabaja allí,en Freshwater (Sidney), Nueva Gales del Sur o como Quique, el hijo de Francisco el Chivero, que también ha portado por allí; Silvia Fernández, la hija de Sebastián el Quinto, en Nueva Gales del Sur, Sidney, gente joven y muy preparada, mano de obra especializada. 

En tiempo atrás, también marchó a Australia la familia de Gonzalo Patarras, al que conocí cuando volvió y jugué con él al domino muchas partidas. José el Pajarero también anduvo por aquellos lares y regresó para poner un negocio.

Blas encontró trabajo en la Ford, tenía experiencia laboral en Citroën, Francia.También en una fábrica de productos químicos y, finalmente, en la construcción del Opera House en Sidney. Consigue comprarse un coche Citroën, como no podía ser menos.



                                                          Opera House, Sidney

María encontró trabajo en un hostel, en una fábrica de conservas y en otra de galletas.

Durante estos años y con una vida de entrega y ahorro, pudieron reunir un capital para crear un proyecto en España-Málaga.

En 1969, regresan a España-Málaga y ya los padres de María, que habían vendido toda sus propiedades de Guaro para venirse a Málaga, se habían encargado de buscarle un negocio, el bar Campos, un bar base del bar Oña, por un importe de 1 450 000 pesetas. Era un bar con pensión y con un inquilino, un capitán de la marina mercante, que tenía contrato indefinido. Blas y María llegaron a un acuerdo con él para pagarle una residencia a cambio de dejar libre su alquiler de estancia.


Bar Oña I

Dado que Blas y María no tenían ni idea de cómo llevar un bar, se lo alquilan a su primo Rafael, a su hermano-cuñado, Sebastián, y a Pepe el de Almogía. Sebastián compró una marisquería después.

Mientras tanto, compran un chalet con piscina y 500 metros cuadrados de parcela en Camino de Antequera, calle Fernández Alarcón, cerca de la clínica de la Encarnación. Blas compra una plaza de Taxi,que luego alquiló a su hermana Elvira, a él le van los coches, y una finca en Cártama, también le gusta el campo. En Tesorillo, tuvo unas fincas en un magnífico lugar, en la entrada, que luego vendió e invirtió en naves comerciales.

En el 1971, se hacen cargo de pleno del bar.

Posteriormente, el bar Oña sufre una transformación en 1975 cuando se reforma todo y se construye un bloque de pisos sobre el solar del bar, que es como está ahora. Para ello, hay que vender el chalet y la finca de Cártama. En ese bloque vivía toda la familia y cada hijo tuvo un piso, con el tiempo se ha convertido en un bloque de alquiler y María y Blas tuvieron que comprar una casa mata dada la situación física de Blas, casa a doscientos metros del bar. Sus hijos viven distantes del bar, cosa que, a veces,se desea para desconectar.


                                                               Bar Oña I

Una familia emprendedora y luchadora. He conocido a Blas recién operado de ligamentos y trabajando al poco tiempo.Jornadas en el bar, en pescadería, en los almacenes de alimentos. Blas tuvo un brote del síndrome de Guillain-Barré que le llevó al hospital de tetrapléjicos de Toledo, de ahí consiguió salir, pero ya no pudo trabajar con el cuerpo, pero sí con la mente, buscando locales, naves, pisos, chalets: comprar-alquilar-vender.

 El Oña II,1990, su nuevo proyecto frente a Carlos Haya, Hospital Regional, la joya de la corona Oña/Agüera, llevado por sus tres hijos.


                                                                      Bar Oña II

María ha estado al pie de la caja durante muchos años y también al cuidado de sus padres. Muchos años de pie le causó una lesión en las piernas que le llevó a dejar el trabajo después de varias operaciones y de unas rodillas muy tocadas, y ahora se dedica a cuidar a su marido con la ayuda de un fiel personal de servicio como es Nina, ucraniana, que lleva muchos años con la familia. Es una persona caritativa donde las haya, colaboradora con movimientos cristianos en la ayuda al necesitado y ayudando a su familia más necesitada sin escatimar en nada: se siente afortunada y es agradecida.

Han sido unos patronos ejemplares en el cumplimiento de sus deberes empresariales para con los trabajadores, tienen una plantilla de más de cincuenta trabajadores, contando con el bar Oña II en Avenida de Carlos Haya, frente al hospital, ¡qué sería de los bares Oña I y Oña II, sin hospitales!


                                                 Cincuenta años de la empresa Bar Oña

Hoy en día, la empresa está en manos de sus tres hijos: Sergio, Blas y Francis. Tres hijos que han vivido el bar, que han seguido la constancia de sus padres y que mantienen el negocio con prosperidad y constancia, alternando su presencia en los bares y administrando su economía.

Desde aquí, todo mi aprecio a la familia y mis mejores deseos para ellos.


José Naranjo


1 comentario: